Gestión de la demanda bajo una perspectiva Lean


Actualizado: 4 enero, 2024 | Production Tools |

La gestión de la demanda en el entorno empresarial ha evolucionado significativamente con la adopción de metodologías Lean.

Este enfoque, centrado en la eficiencia y la eliminación de desperdicios, se ha convertido en un pilar fundamental para las empresas que buscan optimizar sus procesos y mejorar su competitividad.

Índice

Gestión de la demanda bajo una perspectiva Lean

La gestión de la capacidad y demanda en el marco de las metodologías Lean ofrece numerosos beneficios para las empresas. Desde una mayor eficiencia en los procesos hasta una mejor respuesta a las necesidades del cliente, las técnicas Lean proporcionan un marco robusto y flexible para la gestión de la demanda.

Los aspectos más relevantes de la gestión de la demanda

  • Nivelar la demanda y producción mediante técnicas como Heijunka o producción nivelada para minimizar fluctuaciones bruscas en los volumes requeridos.
  • Implantar sistemas pull de modo que la producción se tire hacia adelante respondiendo a la demanda real del cliente frente a producir stock sin orden concreta.
  • Reducir tiempos de cambio de formato (SMED) para responder ágilmente a variaciones en los requerimientos de diferentes productos/variantes.
  • Colaborar estrechamente con clientes/proveedores para aumentar la visibilidad y alinear mejor capacidades de suministro con previsiones.
  • Utilizar metodologías ágiles y enfoques iterativos para desarrollar nuevos productos que encajen mejor con necesidades emergentes.
  • Extender la mentalidad Lean al frontend comercial para mejorar procesos de captación de clientes, atención al cliente y procesamiento de pedidos.
  • Analizar continuamente datos sobre tendencias de la demanda mediante business intelligence avanzado para tomar decisiones informadas sobre dimensionamiento de capacidad.

Se busca maximizar el valor para el cliente a la vez que se optimizan costes y capacidades internas, todo ello basado en una cultura de la mejora continua.

Gestión de la demanda con Lean Planning

El Lean Planning es una herramienta crucial en la metodología gestión de la demanda. Este enfoque se centra en la planificación ajustada, buscando siempre alinear la producción con la demanda real del mercado. Esta alineación permite a las empresas reducir inventarios excesivos y mejorar el flujo de trabajo.

Value Stream Map en gestión de la demanda

El Value Stream Mapping es una técnica Lean que permite visualizar y analizar el flujo de materiales e información necesarios para llevar un producto o servicio desde su concepción hasta el cliente. Esta herramienta es fundamental en la gestión de la demanda, ya que ayuda a identificar y eliminar ineficiencias en los procesos.

Planificación y programación en gestión de la demanda

La planificación y programación en un entorno Lean deben ser dinámicas y flexibles, adaptándose continuamente a los cambios en la previsión de la demanda y gestión de stocks. Esto implica un enfoque de planificación justo a tiempo, donde los recursos se movilizan en función de las necesidades reales del mercado.

Técnicas de planificación y programación en gestión de la demanda

Dentro de las técnicas de planificación y programación Lean, el enfoque Just in Time o enfoque Justo a Tiempo es fundamental. Este enfoque minimiza los tiempos de espera y los niveles de inventario, garantizando que los componentes lleguen justo cuando son necesarios en el proceso de producción. Se basa en sincronizar de forma precisa los flujos tanto de materiales como de información de modo que las piezas y componentes arriben al punto exacto de uso en la cadena de montaje justo cuando son requeridos, ni antes generando sobre inventarios ni después causando retrasos.

Para implementar con éxito este sistema se requiere una coordinación excelente con los proveedores, de modo que las entregas de materias primas y suministros entrantes se programan y secuencian responsivamente en línea con el programa maestro de producción.

Asimismo, la logística interna y las operaciones en planta deben estar altamente sincronizadas, generalmente por medio de sistemas Kanban, para que los materiales fluyan rápida y eficientemente entre centros de trabajo sin pausas. Cuando todos estos factores encajan, se minimizan drásticamente necesidades de almacenamiento, se acortan los plazos de entrega, mejora la calidad y se incrementa la flexibilidad y productividad. Justo a Tiempo es una estrategia comprobada para evolucionar hacia una operación sosteniblemente excelente.

Los ejemplos de éxito en la aplicación de estas prácticas demuestran su valor en el entorno empresarial contemporáneo.


Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Industria 4.0, La factoría del futuro

El sector industrial, robots colaborativos o digitalización de funciones están en continua evolución. La asociación con una empresa especializada como Production Tools permite implementar diseños estandarizados así como el desarrollo de diseños personalizados que ayudan a aportar un valor diferencial.

Contactar